Saltear al contenido principal
¿Por Qué Los Gatos Siempre Están Tan Limpios? ¡El Secreto Está En Su Lengua!

¿Por qué los gatos siempre están tan limpios? ¡El secreto está en su lengua!

De mirada inquietante, ágiles, seductores, independientes… Existen muchas maneras de describir a los felinos, pero una de las cualidades que les caracteriza es la cantidad de tiempo que invierten en su propio aseo, concretamente una cuarta parte del tiempo que pasan despiertos, ya que duermen una media de catorce horas.

Los gatos se asean de forma frecuente, pasando su lengua por todo el pelaje y repitiendo el mismo movimiento varias veces. Lo que nos resulta fascinante es observar cómo consiguen estar siempre limpios con tan sólo lamerse, sin necesidad de utilizar más agua que la propia saliva.

Una lengua única y fascinante

La lengua de los felinos, a diferencia de otras especies, está cubierta de espinas puntiagudas curvadas en la misma dirección (papilas cónicas) que sirven para hacer una función precisa durante su aseo. Según afirma un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, existe una cavidad interna en cada una de las papilas  que se encarga de recoger la saliva de la boca y distribuirla en el pelaje mediante los lametazos del gato. Se trata de una cavidad vacía en la punta de la lengua que es imprescindible en el aseo felino.

Otras singularidades de la lengua del gato

  • La lengua deposita casi el 50% del fluido en el pelaje del gato, para refrescarse y regular, así, la temperatura de su cuerpo.
  • La lengua de los gatos es áspera porque cuenta con pequeños filamentos que cumplen la función de papilas gustativas cuya composición es la queratina, una sustancia que también se encuentra en sus uñas.
  • La lengua de los felinos es imprescindible para su supervivencia, ya que se ocupa del aseo y el cepillado, de su relajación, de beber agua y alimentarse y es una herramienta de caza.
  • Los gatos experimentan un gran alivio tras su aseo, aunque dependiendo de la raza no logran asearse con tanto éxito. En el caso de los gatos persa, debido a su gran cantidad de pelaje, no consiguen que su aseo sea tan profundo y lleguen a refrescarse hasta la piel. Los gatos con menos pelo sí que consiguen que sus papilas lleguen hasta la piel, disolviendo los aceites y el resto de materiales sin problema.
  • A diferencia de los perros, los gatos desarrollan un giro con su lengua hacia arriba, para impulsar el líquido hacia la boca. Los felinos hacen un movimiento inverso ya que doblan la lengua hacia abajo y, gracias a un fuerte y rápido impulso, consiguen introducir el líquido al interior de su boca ingiriendo agua a una gran velocidad.

Nos encanta descubrir curiosidades y datos tan interesantes como estos de nuestros amigos, porque nunca dejan de sorprendernos. En Picart Petcare tenemos devoción por los animales y por eso trabajamos día a día para mejorar su salud a través de la alimentación natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba