Saltear al contenido principal

Burmilla

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Es una raza bastante nueva y desconocida. Su nombre proviene de la combinación de Burmés y Chinchilla, y es fruto de un encuentro accidental entre un gato persa chinchilla y una gatita burmesa. Su origen se encuentra en el Reino Unido hacia el año 1980.

Estos gatos son de tamaño mediano y su peso oscila entre los 4 y los 7 kg. Son resistentes y robustos. Habitualmente tienen los ojos verdes, rasgados y delineados con un color oscuro-negro.

Su pelaje es de un largo medio, suave, sedoso, muy brillante y con bastante volumen debido a que tiene 2 capas, la más corta es la subcapa que tiene la función de aislamiento térmico.

Los colores más habituales tienen una base plateada o blanca, que combina con otros colores como los tonos canela, rojizos, negros, cremas, etc.

Su carácter es cariñoso y le encanta conseguir mimos. Es juguetón, por lo que le gusta estar con los más pequeños de la casa. Es inteligente y muy curioso con todo lo que pasa a su alrededor. Finalmente, es poco miedoso con los desconocidos ya que le encanta estar en compañía. Gracias a su talante tolerante, tiene muy buena convivencia con otros animales en el hogar, sobre todo si ha estado con ellos desde pequeño.

Es un gato muy parlanchín, que intenta captar la atención de sus dueños. En su casa necesitará espacio para correr, trepar y jugar ya que es bastante activo. También es muy comedor y tiene mucho apego con sus dueños, por lo que es bastante inusual que se escapen en busca de nuevas aventuras.

Su carácter es muy equilibrado y es adecuado para la convivencia con otros gatos e incluso perros. Estará encantado de vivir con niños porque les gusta mucho jugar, y debido a su innato dinamismo quizás no sea el compañero más adecuado para las personas mayores.

ALIMENTACIÓN Y CUIDADOS

Su salud es buena y no tiene ninguna enfermedad específica, por lo que para asegurarle una vida sana y placentera deberemos cuidar de darle una buena alimentación y atender a su aseo regular (ojos, orejas y dientes). Los cepillados regulares, 1 o 2 veces por semana, nos ayudarán a mantener su pelaje limpio durante más tiempo, a la vez que estaremos mimándole y dedicándole tiempo.

No olvidemos poner a su disposición agua limpia y fresca a diario, ya que es importante que puedan hidratarse bien. Además, si beben mucha agua les ayudará a diluir la orina y actuará favorablemente en la prevención de los cálculos urinarios.

Las visitas regulares al veterinario nos permitirán prevenir cualquier posible problema de salud. Vacunaciones y desparasitaciones, hay que llevarlas al día.

Al ser un gato muy tranquilo y equilibrado, si detectamos en él cualquier actitud intranquila o nerviosa, deberemos atender y observar qué le puede estar pasando (algún problema de salud, o de estrés, por ejemplo).

Una buena alimentación alta en proteínas, desde pequeños, les ayudará a disfrutar de una vida larga y feliz. Te recomendamos Picart SELECT Extra Care, sin gluten, con antioxidantes naturales y plasma para cuidar de sus defensas y sistema digestivo.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba