Saltear al contenido principal

Manx o Manés

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El gato Manx, o manés en español, es un gato que procede de la isla británica de Man, en el mar de Irlanda, situado entre Inglaterra e Irlanda, y del que se tienen las primeras noticias en el siglo XVIII.

Se dice que los fenicios, mercaderes y navegantes de la antigüedad, introdujeron la raza desde el Lejano Oriente hasta la isla de Man. Si esto fuera así, el gato de raza Manx podría ser una adaptación del gato Bobtail japonés.

Es un gato de tamaño medio, de complexión fuerte y redondeada. Su rasgo más característico es su cola, en forma de muñón, muy corta, como máximo 3 cm, o incluso la ausencia de ella, debido a una mutación genética que afectó a su columna vertebral.

Su pelo es corto, abundante y suave, pudiendo adoptar distintos coloridos: blanco, marrón, gris, o tonalidad dorada presente en forma de manchas. Existe una variedad de pelo largo llamada Cimryc. Ambos cuentan con doble capa de pelo lo que les da un manto tupido y sedoso a la vez, que les protege del frío.

Es un gato activo que necesita realizar ejercicio con regularidad. Le encantan los espacios al aire libre en los que pueda ejercitar sus dotes innatas de cazador.

A pesar de esta necesidad de actividad y de realizar ejercicio, es un gato de temperamento tranquilo y hogareño. Son muy inteligentes y equilibrados y aprenderán las normas de conducta con rapidez. Le encantan los mimos y crean un lazo sentimental fuerte con sus dueños. También son muy sociables y se hacen querer con rapidez. Son muy buenos para la convivencia porque son tolerantes y aceptan la relación con los niños y con otros animales.

ALIMENTACIÓN Y CUIDADOS

Aunque son de pelaje corto, necesitan 1 cepillado semanal de forma regular, para retirar los restos de pelo muerto y activar la circulación para promover el nacimiento de pelo nuevo.

Una alimentación de calidad, rica en proteínas le permitirá mantener una buena salud durante toda su vida.

Te recomendamos la gama de productos Picart SELECT Extra Care, alimentación natural y sana, sin gluten y con antioxidantes naturales. Escoge el que mejor se adapte a sus necesidades.

Es aconsejable la visita regular al veterinario para prevenir y detectar cualquier posible problema de salud y cumplir con el calendario de las vacunaciones.

No olvidemos poner a su disposición agua limpia y fresca a diario, ya que es importante que puedan hidratarse bien. Además, si beben mucha agua les ayudará a diluir la orina y actuará favorablemente en la prevención de los cálculos urinarios. Una adecuada hidratación también favorecerá la absorción de los nutrientes y mejorará su tránsito intestinal y digestivo.

Para el aseo regular de ojos, nariz y orejas, se recomienda el uso de gasas estériles y de suero fisiológico, así como cuidado y paciencia.

Fotografía de wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Gato_Manx

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba