Saltear al contenido principal

¿Por qué los perros se tumban con las patas hacia arriba?

Si tienes un perro en casa habrás observado que muchas veces se pone a descansar panza arriba, pero hoy queremos explicarte cuál es la razón o razones por las que lo hace, ya que pueden resultarte muy interesantes para conocer más a tu peludo.

Una posición que dice muchas cosas

La posición que nuestro perro adopta forma parte de su lenguaje corporal y, en este caso, nos puede estar diciendo dos cosas bien distintas; Plena confianza y relajación o bien sumisión, aunque también pueden hacerlo por otras razones.

Cuando están relajados; Es una de las posturas en la que se sienten más cómodos y suelen hacerlo cuando están descansando en un lugar en el que se sienten bien y confiados, en un lugar seguro en el que saben que nadie les va a hacer daño y no tienen que estar en alerta.

También puede ser una manera de sentirse más frescos cuando hace calor. Las glándulas sudoríparas de las patas, si las ponen hacia arriba dejándolas expuestas, bajan el nivel de la temperatura. El hecho de dejar la panza hacia arriba también les permite sentir más frescor.

En ocasiones, los perros utilizan esta postura para demostrar cariño o ganas de juego con sus dueños, dejando claro que se sienten bien.

Bien es cierto que esta postura no siempre muestra relajación y confianza, sino que también puede estar indicando sumisión. En ocasiones, los perros también se ponen panza arriba cuando no están preparados para un ataque y es una manera de decir que no están dispuestos a pelear o a causar ningún daño. Precisamente deciden mostrar sus zonas más sensibles, como el cuello o la tripa, para presentar una actitud pacífica.

En cuanto a las características físicas de esta posición, podemos decir que su mirada varía de intensidad según la situación. Si está muy relajado, su mirada estará más abstraída y si quiere dar una señal de calma a otro perro que tiene delante, la mirada podría ser más directa

La posición de su cabeza, así como la tensión corporal, van a depender también del contexto. Si el perro que tiene delante no entiende su intención de calma puede que el cuerpo esté más en tensión, pero si la situación está más relajada el can apoyará la cabeza en el suelo.

La boca también es una manera de comunicarse y en esta postura permanece cerrada, salvo que haga mucho calor.

En cuanto a la cola, se mantendrá tensa y encogida si quiere proteger sus partes íntimas o bien la apoyará de forma relajada en el suelo. Todo dependerá del contexto que se presente.

Esta posición la adoptan perros de todas las edades, sobre todo los cachorros delante de perros adultos, que pueden ver como cierta amenaza, pero también la encontramos entre dos perros jugando juntos o cuando un perro está a gusto durmiendo en un lugar en el que se siente completamente cómodo y protegido. ¡La imagen es muy tierna!

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba