Saltear al contenido principal

¿En qué consiste el síndrome del gato paracaidista y cómo poner solución?

El síndrome del gato paracaidista o síndrome del gato volador se refiere a la caída del felino desde una altura considerable debido a un despiste, un resbalón, un imprevisto, etc. Las causas de este síndrome pueden ser diversas y suele darse cuando el felino cae desde el balcón, la ventana o la terraza de forma involuntaria.

Es más común en gatos jóvenes o gatos adultos, cuando han perdido gran parte de sus capacidades y reflejos o bien en felinos que no están esterilizados y que cuando alcanzan la madurez sexual sienten la necesidad de ir al exterior cómo sea.

¿Cómo evitar una caída precipitada?

En el artículo de hoy queremos hablarte de cómo evitar que se produzcan estas caídas y la mejor medida preventiva es, sin duda, no dejar las ventanas o balcones abiertos si no estamos presentes, instalar una mosquitera para poder abrir la ventana sin que el gato se caiga o bien, y quizás la opción más resistente y segura, instalar una red de seguridad para balcones, las cuales ya están pensadas para evitar este tipo de accidentes con las mascotas. Los gatos son curiosos y unos exploradores natos; el vuelo de un pájaro o de un insecto puede ser motivo suficiente para precipitarse detrás de ellos.

Esterilizar a tu gato es otra de las medidas preventivas que puedes tomar, también ofrecerle un ambiente y entorno cómodo y con suficientes estímulos, para que se sienta a gusto, se canse y se distraiga, satisfaciendo su curiosidad exploradora. No quiere decir que no puedan salir al espacio exterior, sino más bien acondicionar bien el espacio para procurar la máxima seguridad. El enriquecimiento o gatificación del hogar es muy importante, porque suple la necesidad del gato de observar continuamente el espacio exterior, distribuyendo de forma estratégica plataformas y estantes en zonas seguras, así como postes, para que puedan trepar y que tengan hamacas en las que descansar. El hecho de construir algunos espacios de forma tridimensional hace aumentar el bienestar del gato, se aumenta el espacio disponible y también conseguimos que haga más ejercicio y ofrecemos muchas más formas de explorar el ambiente.

Ponerle microchip; Con el salto al vacío, en ocasiones el gato queda con pocas fuerzas y perdido y puede desorientarse y perderse en el momento en el que se vuelve a incorporar. Lo mejor que puedes hacer es ponerle un microchip en el veterinario, para encontrarlo lo antes posible.

Si llevas a cabo todas estas medidas preventivas y tomas ciertas precauciones en tu vivienda, estamos seguros de que se reducirá considerablemente el riesgo de caídas.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba