Saltear al contenido principal

¿Qué lesiones y/o enfermedades son las más frecuentes en las almohadillas de los perros?

Las almohadillas son una parte esencial y muy especial de la piel del perro y tienen como función amortiguar los golpes y rebotes que se producen en las patas de los peludos al caminar y al correr y también la de resistir la abrasión continuada del contacto y la erosión de las patas en el suelo. Las almohadillas son pigmentadas y duras y están preparadas para llevar a cabo sus funciones, pero también sufren un desgaste y se exponen a muchos agentes externos, de modo que es más que recomendable revisar las patitas de tu peludo para asegurarte de que sus almohadillas están en buen estado y, si no es así, recurrir a tu veterinario de confianza para poner solución lo antes posible.

Enfermedades comunes en las almohadillas de los perros y cómo solucionarlas

Las enfermedades más comunes en las almohadillas en los perros pueden ser muy diversas y hoy vamos a hablarte de las cuatro más comunes:

Erosiones; Este tipo de enfermedades son frecuentes sobre todo en los perros de trabajo, ya que se producen por un desgaste de la suela de la pata, que es la que está en contacto con el suelo constantemente.

Traumatismos; Es la patología más común en las almohadillas de los perros y puede darse por diferentes motivos y ser de distinto tipo, aunque los más comunes son cortes al pisar algún elemento punzante como puede ser un cristal o cuando el suelo está muy húmedo, hay nieve… porque las almohadillas se tornan más blandas y sensibles.

Grietas; También pueden producirse grietas al resecarse o por otro tipo de causas, sobre todo en las épocas más calurosas del año. Es importante revisar las almohadillas e hidratarlas bien para que esto no pase

Quemaduras; Puede producirse por un exceso de calor, al caminar por asfalto caliente, al caminar sobre hielo a muy bajas temperaturas o bien lesiones complicadas que cuestan de curar.

Los traumatismos y las erosiones son las enfermedades más frecuentes en las almohadillas de los perros y para tratarlas deberás lavar bien la herida con agua y jabón neutro desinfectante y una vez estén libres de suciedad aplicar una pomada o un gel antibiótico y proteger después la herida durante unos días, para que se cure más rápido y para que el peludo no se lama la crema antibiótica. Es aconsejable aplicar pomadas cicatrizantes para que se acelere el proceso de curación. Teniendo en cuenta que los perros sudan por las patas es importante cambiar con frecuencia el vendaje y substituir por un calcetín en cuanto sea posible, para que transpire más y mejor la herida y siga protegida de la suciedad hasta que esté curada del todo.

Realiza una revisión periódica preventiva y evita todas estas enfermedades o lesiones en las almohadillas de tu perro, y si ves algo anómalo consulta con tu veterinario.

A nivel preventivo, es recomendable utilizar regularmente cremas hidratantes para aplicar en las almohadillas plantares y mantenerlas correctamente hidratadas. Preguntad a vuestra tienda de confianza o veterinario, para que os aconsejen.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba