Saltear al contenido principal

Tips para entrenar a tu perro en casa

A menudo, los dueños de mascotas prefieren entrenar a sus animales en casa, sin ayuda de adiestramiento profesional. 

Si decides entrenar a tu perro en casa puedes enfrentarte a una tarea que, al principio, puede parecer abrumadora, pero la constancia y diligencia serán clave. Toma el proceso paso a paso y aprovecha este tiempo para fortalecer tu vínculo con tu mascota. Además, puedes seguir estos tips para que el proceso sea más sencillo: 

  • Un inicio sin estrés: Empieza siempre las lecciones de nuevos trucos en una habitación tranquila de tu casa, lejos de cualquier distracción. Debe ser un momento en el que tu perro se sienta cómodo. 
  • Clases cortas: Divide el entrenamiento en “clases” cortas pero regulares para que tu perro no se sienta abrumado. Los perros tienen, en promedio, la capacidad de atención de un niño de dos años por lo que las sesiones de entrenamiento deben ser breves y concisas: cada “clase” puede durar unos 15 minutos y estar enfocada en una sola tarea o comportamiento para que no se confunda.
  • Atención con los comandos: Asegúrate de utilizar los mismos comandos para los comportamientos que deseas. Si usas la misma palabra, pero la insertas en oraciones de manera diferente cada vez que la dices, es posible que tu perro no comprenda. Por ejemplo, si quieres entrenar a tu perro para que se acueste, lo confundirás si dices «Acuéstate» en una sesión y luego dices «Fido, acuéstate o no te daré un premio».
  • La paciencia es clave: al igual que nosotros, los perros aprenden a un ritmo diferente, así que no te preocupes si tu perro no aprende de inmediato. Cada perro tiene su proceso y tiempo. Además, cada día será distinto: si en una sesión no se logró mucho, seguro la próxima será mejor. 
  • Utiliza recompensas: uno de los métodos más efectivos en el entrenamiento de los perros es darle premios, elogios o afecto. Lo más importante es que la mejor recompensa es la que tu perro más desee. Si está motivado por la comida, las “chuches” pueden funcionar mejor que los elogios. Si anhela tu atención, entonces el afecto podría ser la mejor recompensa.
  • Repetir lo aprendido: Cuanto más se refuerza un comportamiento, más se repetirá. Refuerza los comportamientos que quieras que tu perro aprenda para que elija hacerlos con más frecuencia y cuando se le solicite.
  • ¡Hora de la prueba final!: Una vez sientas que tu perro ha aprendido algún truco o comportamiento, todo se reduce a la repetición y la práctica. Al principio, el aprendizaje se realiza en un entorno con distracciones bajas, pero luego debes agregar lentamente lugares más entretenidos y, por lo tanto, más difíciles.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba