Saltear al contenido principal

Así puedes lograr que tu gato beba más agua

El agua es una parte crucial de la dieta de tu gato, por lo que, si tu mascota no está bebiendo suficiente agua, es una señal de que algo lo molesta, ya sea una enfermedad o algo tan simple como la insatisfacción con la limpieza de su cuenco. Ante ésto, es importante descubrir la raíz del problema para poder resolverlo.

Si detectas cualquier cambio en los hábitos de consumo de agua de tu gato, debes abordarlo lo antes posible y si pasa más de dos días sin beber agua o si su consumo reducido de agua es acompañado con otros síntomas o comportamientos inusuales, es importante consultarlo con el veterinario.  

Si te preocupa que tu gato no esté bebiendo suficiente agua, aquí tienes algunos consejos y trucos que puedes probar. 

Los mejores trucos

Probablemente, tu gato apreciará un recipiente limpio, con agua nueva. Es recomendable cambiar el agua cada día, para que les apetezca y no la rechacen.  Además, los gatos prefieren beber en diferentes lugares. Bríndale a tu mascota muchas opciones para elegir para que un recipiente con agua nunca esté demasiado lejos.

Otra opción es probar con distintos tazones. Los tazones de plástico y metal pueden contaminar el agua, así que intente usar un tazón de cerámica o vidrio en su lugar, además que los gatos generalmente prefieren los tazones anchos y poco profundos, ya que les permite vigilar su entorno mientras beben y evita que sus bigotes toquen los lados del tazón. Puedes probar con distintos tazones para conocer cuál le agrada más. 

Los gatos pueden ser muy sensibles al olor y al sabor del agua. Además, pueden ser muy exigentes con su temperatura. Cambiar el agua a menudo ayuda a mantenerla fresca y a la temperatura que prefieren, al igual que lavar todos los tazones a diario para evitar la acumulación de bacterias.

Recuerda también mantener el tazón de agua lleno ya que los gatos son muy sensibles al tacto y a muchos no les gusta cuando sus bigotes tocan el borde del cuenco.

Otra opción que puede agradar a tu mascota es una fuente de agua. Muchos gatos se sienten atraídos por el movimiento y la frescura del agua que fluye, por lo que es posible que descubras a tu gato intentando beber directamente del grifo. Intenta probar con una fuente y observar la reacción de tu gato. 

Recuerda mantener el tazón de agua alejado de la caja de arena. Incluso puede intentar mantener el agua en una habitación apartada y observar su reacción. 

También puedes añadir cubitos de hielo al agua, especialmente en la época de verano, para hacer el agua más atractiva y lograr que se mantenga fresca y apetecible durante más tiempo.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba