Saltear al contenido principal

El kit de primeros auxilios para gatos que debes tener en casa

Aunque no nos guste pensar en emergencias ni impredecibles, es recomendable ser previsor y, con tiempo, preparar un botiquín de primeros auxilios para felinos. Que duda cabe, que si lo tenemos disponible, nos ayudará a manejar con más confianza estas situaciones tan poco deseables, y atenderle hasta que podamos llevarle a la consulta veterinaria, si fuera el caso.

Es importante que conozcas las clínicas veterinarias más cercanas a tu hogar. También puedes guardar en un documento los datos médicos de tu gato, como si ha sufrido o sufre alguna enfermedad, si toma alguna medicina, entre otros. Ten siempre a mano el número del veterinario y pregúntale donde puedes llevarlo en caso de que ocurra una emergencia en día festivo (alguna clínica veterinaria abierta 24/7). 

También es importante que, en caso de viaje, lleves un botiquín pequeño contigo. 

Algunas organizaciones ofrecen clases de primeros auxilios para mascotas, que también pueden ayudarte a estar preparado ante cualquier emergencia. Es necesario hablar con el veterinario para asegurarse de que el botiquín de primeros auxilios sea lo más completo posible ya que la raza, el historial médico y el estilo de vida del gato pueden dictar la necesidad de artículos específicos.

Qué incluir en un botiquín de primeros auxilios para un gato

Aquí te presentamos una lista de lo que debe incluir su kit de primeros auxilios: 

Almohadillas de gasa de 4×4 para heridas 

Almohadillas de gasa antiadherentes para vendajes

Rollo de gasa para vendar

Tiritas 

Jeringa para enjuagar heridas y para ayudar a administrar pastillas

Toallitas para manos

Pinzas

Tijeras

Guantes de látex desechables

Si está tomando medicación, tener en cantidad suficiente  

Pinza anti-garrapatas

Cinta adhesiva para fijar vendajes (esparadrapo)

El historial médico de tu gato, especialmente si ha necesitado cuidados especiales

Aerosol antiséptico

Recortadores de uñas

Solución salina

Esperamos que te haya servido de orientación. Ante cualquier duda, puedes consultarla con tu veterinario, o tu tienda especializada, que te atenderán y ayudarán a despejarla.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba