Saltear al contenido principal

Cómo evitar el mareo de un perro en el coche

Que un perro se maree en el coche no es algo raro, ni mucho menos. Le pasa a 1 de cada 4 perros, pero si es tu caso, debes saber que hay trucos para minimizar los efectos de ese malestar y conseguir que el viaje en coche sea más tranquilo, tanto para el perro como para ti.

Ahora que las vacaciones están a la vuelta de la esquina, es posible que ya tengas decidido tu destino o que tengas previstas algunas salidas en coche. Es el momento de empezar a poner en práctica estos consejos, para que tu perro y tú estéis preparados para hacer un viaje largo en coche. Porque tu mascota necesita un pequeño entrenamiento para superar el mareo.

¿Dejará de marearse cuando sea mayor?

Esa es la gran pregunta. Y no tiene una respuesta segura al 100%. Lo que sí está claro es que un cachorro tiene más probabilidades de marearse en el coche, porque su oído, que es el responsable del equilibrio, aún está en desarrollo y el traqueteo del coche le afecta de manera más directa. Pero… Eso no significa que cuando el perro sea mayor deje de marearse en el coche. Igual que las personas, hay perros adultos que siguen mareándose.

10 consejos que ayudan a evitar el mareo del perro en el coche

  1. Haz que se sienta cómodo. Tu perro es uno más de la familia y, como tal, necesita su espacio en el coche. Por normativa de la DGT, no puede ir suelto, ha de ir atado o dentro de un transportín. Puedes atarlo con su propia cadena o utilizar un arnés de viaje especial, que se suele sujetar al cierre del cinturón de seguridad y hará que se sienta cómodo.
  2. Que no asocie el coche a una situación traumática. Para ello, durante varios días y con el coche apagado, déjale subir, olfatear y familiarizarse con el coche. Llevar algún objeto del perro, como una mantita o un juguete, hará que haga suyo el espacio.
  3. Asegúrate de que ve el exterior. La sensación de mareo es más acusada si no ves la carretera, porque pierdes la referencia de la velocidad y del trazado del camino. A los perros les pasa lo mismo. Si consigues que vea el exterior, es posible que disminuyas un poco las posibilidades de que se maree.
  4. Acostúmbrale poco a poco. Empieza por trayectos cortos y ve controlando cómo evoluciona. Cuando veas una mejora, alarga los trayectos. Así, el día del viaje estará más preparado para pasar tiempo en el coche.
  5. Conduce con suavidad. Los acelerones, los frenazos, los golpes bruscos de volante… Son situaciones que generan estrés en el perro. Si tiene tendencia a marearse en el coche, intenta conducir de manera suave.
  6. Que no coma 3 o 4 horas antes. Muchas veces, el mareo del perro suele terminar en vómito. Por eso se aconseja que, en las 3 o 4 horas antes del viaje en coche, no coma nada. Eso sí, llévate su comida (descubre cuál es la mejor alimentación para tu perro en el buscador nutricional de Picart) y dale de comer cuando hayáis llegado a vuestro destino.
  7. Que esté cansado y relajado. Es muy recomendable que saques a pasear al perro antes de emprender el viaje. Hazle correr, saltar, jugar… Si se cansa, estará más relajado en el coche y quizás se maree menos. También aprovechará para hacer sus necesidades y no tener ganas en el coche.
  8. Utiliza métodos naturales. Hay gotas antiestrés que se aplican con un suave masaje en las almohadillas de las patas o la parte exterior de las orejas. Actúa con normalidad, si haces caso a sus lloriqueos o le gritas, estarás aumentando su estrés y será contraproducente.
  9. Suminístrale algún fármaco. Consulta con tu veterinario sobre las diferentes opciones farmacológicas que tienes a tu disposición. Existen pastillas antimareo, pero es muy importante que estén prescritas por un veterinario profesional. ¿Sus principales efectos? Algunas inducen al sueño, otras reducen el estrés y otras evitan que vomite.
  10. Controla la temperatura y el sonido. Una temperatura interior de 20-22 ºC es la más adecuada. Porque el calor puede provocar más mareo. También el aire fresco puede ayudar a calmar la situación de estrés en el perro, así que abre las ventanas durante unos minutos para renovar el aire y ventilar el ambiente. En cuanto a la música, no pongas el volumen demasiado alto y elige una música tranquila.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba