Skip to content

Las mejores películas de perros

Si te preguntan cuál es el perro más famoso del cine o la televisión, seguramente responderás en función de tu edad. Para los más mayores, Lassie es un referente en las películas de perros, mientras que para los de mediana edad, es posible que sea Beethoven. Los más peques, probablemente contestarán cualquier nombre de los integrantes de La Patrulla Canina.

Los perros son grandes actores, a pesar de que el cineasta Alfred Hitchcock aseguraba que nunca se debía trabajar con animales, puesto que son más difíciles de dirigir que los humanos. Pero, a la vez, los sentimientos que son capaces de transmitir los perros a través de la gran pantalla también son únicos.

Hay perros que nos han hecho llorar, reír, asustarnos… A las puertas de la 95 edición de los premios Oscar, que se celebran el 13 de marzo, vamos a hacer una selección de las mejores películas de perros. Si no las has visto, te recomendamos que lo hagas. Y si ya has disfrutado con ellas, también es un buen momento para volver a verlas.

Mezclamos la realidad con la animación, el drama con la comedia… pero en todos los títulos los perros son protagonistas de la historia.

1. Lassie

Hasta 7 películas rodó esta Collie escocesa de color sable. La primera, La cadena invisible, en 1943. Su familia se ve obligada a venderla por problemas económicos, pero Lassie se escapa de su nuevo dueño y recorre 800 kilómetros para volver a su hogar.

La raza: los Collies son perros muy inteligentes y afables, de buen carácter y perfectos para familias con niños.

2. La dama y el vagabundo

Una comedia romántica en toda regla, aunque sus protagonistas son Reina, una Cocker Americana de clase alta y Golfo, un mestizo vagabundo. Basada en una novela de Ward Greene, fue la primera película de animación estrenada en Cinemascope. El amor más allá de las razas y las clases sociales.

La raza: los Cocker Spaniel son perros alegres, aunque es necesario que socialicen desde cachorros para que no se vuelvan miedosos. No les gusta estar solos y son muy familiares.

3. 101 dálmatas

Otro clásico de animación que no necesita presentaciones. Pongo y Perdita tienen una camada de 15 cachorros, a los que se unen otros 84 dálmatas intentando escapar de la malvada Cruella de Vil, interesada en ellos para hacerse un abrigo con su piel. Una película divertida, emocionante y con toques de humor.

La raza: los Dálmatas, con su característico pelaje con manchas negras sobre blanco, eran perros de trabajo, que se utilizaban como guardianes de los carruajes y establos y como compañeros de bomberos. Son perros muy activos y energéticos, por eso no es ideal encerrarlos en un piso.

4. Beethoven, uno más de la familia

Siendo un cachorro, Beethoven se escapa de una banda de ladrones que roba en la tienda de animales donde estaba. Una adorable familia lo recoge de la calle y empieza a vivir un sueño, en una enorme casa con jardín y niños. Pero Beethoven crece y se convierte en un perro de más de 80 kg, lo que ocasiona algunos problemas de convivencia doméstica.

La raza: Beethoven es un San Bernardo, el boyero más famoso del mundo, originario de los Alpes suizos. Es una raza de carácter afable, cariñoso y tranquilo, muy leal a los suyos y muy niñero.

5. Socios y sabuesos

Una comedia protagonizada por Tom Hanks, un detective que decide adoptar un perro callejero. Poco a poco, la relación entre el hombre y el perro se va estrechando, hasta que Hooch se convierte no solo en el mejor amigo del detective, sino también en su mejor socio.

La raza: Hooch es un Dogo de Burdeos, una raza de origen francés, robusto, fuerte y excelente perro guardián. Es cariñoso con su familia, protector con los niños y, por lo general, bastante manso.

6. Colmillo blanco

En esta película de aventuras, un joven viaja a Alaska para reclamar la herencia de su padre, en plena fiebre del oro, a finales del siglo XIX. Allí entabla una entrañable relación con Colmillo blanco, un perro lobo tirador de trineos. La película es la adaptación de una novela y se han hecho remakes en la gran pantalla y versiones para la televisión.

La raza: Colmillo blanco es una mezcla entre lobo y Husky, un perro de trabajo originario de Siberia, utilizado para tirar de los trineos y ayudar a mantener calientes a los niños durante la noche. El Husky es amistoso y juguetón, leal a su familia.

7. Siempre a tu lado

Un drama basado en hechos reales, que narra la historia de la increíble historia de Hachiko, un perro que, después de perder a su amo, pasó diez años esperando a que regresara en la entrada de la estación de tren donde lo esperaba cuando volvía del trabajo. Hachiko fue homenajeado con una estatua en la plaza de la estación de Odate, en Japón.

La raza: Hachiko es un Akita, una raza japonesa que se utilizaba como perro de caza, defensa y ataque, a menudo utilizado para cazar osos. Es un perro silencioso y muy cariñoso, leal y protector con su familia.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba