Skip to content

Consejos para viajar en coche con un gato

A la mayoría de gatos no les gusta ir en coche. Para ellos es un momento estresante, a veces pueden marearse e incluso llegar a vomitar.

Hoy te vamos a dar varios consejos para hacer más llevadero el viaje en coche a tu gato. Si los sigues, estarás ayudándole a sobrellevar mejor el trayecto, más tranquilo y sin ansiedad.

¿Qué dice la normativa sobre viajar en coche con gatos?

La ley prohíbe llevar cualquier animal doméstico suelto en el coche. Es un tema de seguridad, para el gato, para ti y para los demás. Además, un gato es escurridizo y podría colarse bajo los pedales, o distraerte mientras conduces, y llegar a provocar un accidente.

Como no puede ir suelto, existen dos maneras de llevar un gato en el coche:

  1. Con un transportín adecuado a su tamaño. Tiene que tener suficiente ventilación y permitir que el animal vea el exterior. Lo ideal es ponerlo en el suelo, tras el asiento del conductor o el copiloto, donde no hay riesgo de que el transportín se mueva, o también puedes colocarlo en el asiento trasero, pero siempre atado con el cinturón de seguridad para que no vuelque o se mueva.
  2. Con un arnés especial para gatos, que se ajusta al cabezal donde introduces el cinturón. Este sistema le permite mayor libertad de movimiento, pero es menos seguro que el transportín.

Llevar al gato en la falda, sea en el asiento del copiloto o en el asiento trasero, no es una opción válida en ningún caso.

Qué hacer varias semanas antes del viaje con tu gato

  • Conviene que se vaya familiarizando con el transportín, para que se sienta cómodo en él cuando llegue el momento de usarlo en el viaje. Déjalo en un rincón del salón, por ejemplo, para que vaya olisqueando. Al cabo de unos días, invítale a que entre en el transportín, puedes poner una mantita suya, un juguete o incluso una chuche.
  • Acostúmbralo también a estar en el coche. Éntralo en el coche y deja que se acostumbre a estar en su interior. Así el día del viaje no lo percibirá como un entorno extraño. Al cabo de unos días, puedes probar a hacer trayectos cortos, de 5 minutos, para ver cómo reacciona y para que el gato se vaya acostumbrando al movimiento del coche y al hecho de viajar.

Qué hacer el día del viaje en coche con tu gato

  • No le des de comer en las horas previas al viaje. Si se marea y siente náuseas con el estómago lleno, lo más fácil es que acabe vomitando.
  • Haz que se canse antes del viaje. Hazle jugar, correr… Si está cansado el estrés disminuirá e incluso puede que se duerma durante el trayecto.
  • Si durante el periodo de prueba has visto que el gato se marea, consulta previamente con tu veterinario y averigua si existe algún producto que puedas darle.
  • Asegúrate de que su transportín tiene objetos suyos en el interior. El mismo cojín o mantita, un juguete… Que se sienta protegido es muy importante.

Qué hacer durante el viaje en coche con tu gato

  • Conduce con tranquilidad. Evita las frenadas bruscas, los acelerones… y conduce despacio.
  • Mantén una temperatura adecuada en el interior del coche. Ni frío, ni calor. Evita llevar las ventanillas abiertas, el ruido podría molestar al gato y también la corriente de aire.
  • Cuidado con los ruidos. Puedes poner música, pero controla el volumen. Si vais varias personas en el coche, conversad con tranquilidad y sin subir la voz, evitando gritos y discusiones en todo momento, podrían provocarle más estrés.
  • Haz descansos cada 2 horas. Si el viaje en coche es largo y dura varias horas, haz pequeñas paradas de 10-15 minutos cada 2 horas para poder sacar al gato del transportín, dejarlo caminar un poco, beber agua y hacer sus necesidades.

Qué hacer cuando has llegado al destino

  • Sácale del transportín y deja que pasee un poco. Es posible que se sienta raro durante las siguientes horas.
  • Pon a su disposición agua fresca y limpia y también su comida. El gato sabrá gestionar cuándo es el momento de comer.
  • Deja el transportín cerca, como hiciste en el período de adaptación previo al viaje. Guárdalo al cabo de unos días y vuelve a hacer el mismo proceso antes del viaje de vuelta a casa.

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas nuestros tips y recomendaciones para un viaje perfecto.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba