Skip to content

¿Cuando tengo que cambiar la comida de cachorro a adulto?

Es una pregunta que suelen hacerse los propietarios de un perro o un gato. De manera intuitiva, sabemos que cuando son bebés necesitan una alimentación especial.

Un puppy o un gatito tienen una serie de necesidades nutricionales, algunas iguales y otras adicionales a las de un perro o gato adulto.

Tanto los cachorros como los adultos necesitan proteínas, grasas, vitaminas y minerales para vivir. Pero en el caso de los cachorros y gatitos, además de vivir, también crecen. Cuanto más pequeños son, más necesidades tienen y a medida que van creciendo, sus necesidades nutritivas se van normalizando.

Todos los productos Picart están formulados para cubrir las necesidades de perros y gatos en función de su edad. En el buscador nutricional de Picart podrás saber qué alimento es el más adecuado para tu mascota, no solo por su edad, sino también por su raza o condición física.

¿Cuándo es el momento de pasar a alimentar a nuestra mascota con comida de adultos?

La respuesta es diferente en el caso de gatos y perros. Así que los vamos a analizar por separado.

El cambio de comida en los gatos

El paso de comida de gatito a comida de adulto en los gatos debe realizarse cuando finalice su proceso de crecimiento. Se considera que un gato es adulto cuando alcanza 1 año de vida.

De todos modos, recuerda que cada gato es único, por lo que es recomendable consultar a tu veterinario para obtener una orientación más precisa sobre cuándo realizar el cambio de alimentación y cualquier otro aspecto relacionado con la salud y la nutrición de tu gato.

El cambio de comida en los perros

En el caso de los perros, el paso de una comida para puppy a una para adulto depende de la edad, pero también de la raza (y el tamaño de esta).

  • Razas pequeñas. Como Yorkshire o Chihuahua, finalizan su proceso de crecimiento antes que las razas medianas o grandes. Los puppies mini se convierten en perritos adultos alrededor de los 9-10 meses.
  • Razas medianas. Son los que pesan entre 15 y 25 kg en edad adulta, como Beagle, Border Collie o Bulldog Inglés. Estas razas crecen hasta que cumplen 12 meses.
  • Razas grandes. Como Pastor Alemán, Husky, Dogo Alemán o San Bernardo, son las que crecen durante más tiempo. Se les considera adultos entre los 18 y los 24 meses de edad.

¿Cómo hacer el cambio de alimentación de cachorro a la de adulto?

Tanto en el caso de los gatos como en el de los perros, el cambio de una comida a otra debe hacerse de manera gradual.

Durante 1 o 2 semanas, puedes mezclar las dos comidas en cada toma, aumentando la proporción de la comida para adultos (y disminuyendo la de cachorros) hasta que el animal esté completamente adaptado a la nueva alimentación.

¿Qué pasa si alimento a un perro o un gato adulto con comida para cachorros?

Si le das a un perro o un gato adulto comida para cachorros de manera ocasional o en pequeñas cantidades, generalmente no causará ningún problema grave. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la comida para cachorros está formulada específicamente para satisfacer las necesidades nutricionales de los cachorros en crecimiento, y puede contener niveles más altos de ciertos nutrientes, como proteínas, grasas y minerales, que pueden no ser adecuados para un perro o gato adulto.

Si se le da regularmente comida para cachorros a un perro o gato adulto, podría llevar a un exceso de nutrientes, lo cual puede tener consecuencias negativas para su salud a largo plazo. Por ejemplo, un exceso de proteínas en la dieta de un perro o gato adulto podría ejercer una carga adicional sobre los riñones y ser perjudicial para su salud renal.

¿Qué diferencias nutricionales requieren los gatos o perros cachorros frente a los adultos?

  • Calorías. Los cachorros necesitan más calorías porque están en pleno crecimiento y tienen una actividad física intensa
  • Proteínas. Las proteínas son esenciales para el desarrollo y crecimiento muscular, así como para el desarrollo adecuado de los tejidos y órganos y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Cuando son pequeñas, las mascotas necesitan mayor aporte proteico.
  • Grasas. Las grasas proporcionan una fuente concentrada de energía y ácidos grasos esenciales que son importantes para el desarrollo del sistema nervioso y la salud de la piel y el pelaje. Los cachorros también necesitan más grasas que los adultos.
  • Vitaminas y minerales. Son esenciales para el crecimiento y el desarrollo de los cachorros. Esto incluye vitaminas A, D, E, K, así como minerales como hierro y zinc.
  • Calcio y fósforo. Los cachorros necesitan niveles adecuados de calcio y fósforo (más altos que los adultos) para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos y dientes en crecimiento.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba