Skip to content

Los gatos estornudan

¿Alguna vez te has preguntado si los gatos también estornudan? Descubrir las razones detrás de este comportamiento puede proporcionar una valiosa información sobre la salud de tu felino.

Estornudar es más que un simple acto reflejo; es la forma en que los gatos expulsan partículas irritantes de sus mucosas nasales, una defensa natural que, sin embargo, puede convertirse en un indicador de problemas subyacentes si persiste en el tiempo. Además de saber las causas de esta persistencia en los estornudos, es interesante estar pendientes de otros síntomas que pueden aportarnos mucha información, como por ejemplo la falta de apetito, las secreciones oculares o nasales, un estado de ánimo decaído, etc.

Causas de estornudos persistentes en gatos:

  1. Alergias: Al igual que los humanos, los gatos pueden ser víctimas de alergias estacionales o a sustancias específicas como el humo, ácaros, polen e incluso ciertos alimentos. Estos alérgenos pueden desencadenar estornudos persistentes, tos, picazón o sibilancias.
  2. Cuerpos extraños en las fosas nasales: La entrada de partículas extrañas como pelusas o semillas de plantas en la nariz del gato puede activar el mecanismo de defensa del estornudo. Si persiste, es esencial buscar la asistencia de un veterinario para evitar complicaciones.
  3. Infecciones bacterianas: Infecciones respiratorias y bacterias como la clamidia o la bordetella pueden ser responsables de estornudos continuados, especialmente en gatos que comparten agua y comida. La pronta detección y tratamiento son fundamentales.
  4. Infecciones Virales: Enfermedades contagiosas como el herpes felino o el calcivirus también pueden manifestarse a través de estornudos persistentes. Un tratamiento oportuno es crucial para evitar complicaciones como neumonía.
  5. Tumores en las fosas nasales: Los tumores pueden ser una causa menos común, pero seria de estornudos persistentes. Si tu gato presenta este síntoma, una visita al veterinario es imperativa para un diagnóstico adecuado.
  6. Resorción Dental: Problemas en la cavidad bucal, como lesiones resortivas dentales, pueden presentarse con estornudos repetidos. Observa también signos como gingivitis, caries, inflamaciones dentales o sangrado bucal.

La importancia de la atención veterinaria: No importa la causa, la clave para abordar los estornudos constantes es consultar al veterinario. Un diagnóstico rápido es esencial para evitar complicaciones futuras. Además, seguir las pautas de vacunación y realizar revisiones periódicas contribuirá significativamente al control de la salud de tu gato.

En definitiva, los estornudos en gatos pueden ser más que un simple acto reflejo. Son señales que nos indican la necesidad de prestar atención a la salud de nuestros queridos felinos. Ante la persistencia de estornudos, la consulta con un profesional se convierte en la mejor herramienta para garantizar la pronta recuperación y el bienestar continuo de tu minino.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba