Saltear al contenido principal
¡Bienvenido A Casa!

¡Bienvenido a casa!

La acogida de un cachorro en un nuevo hogar es un motivo de alegría e ilusión para toda la familia. Su presencia cambiará por completo el ambiente de nuestro hogar, incluso antes de que llegue a casa. Comida, juguetes, una cama… Son muchos los detalles que tenemos que tener en cuenta antes de que nuestro nuevo amigo esté en casa. Además de todo lo que el cachorro va a necesitar, es conveniente también que toda la familia esté concienciada de su esperada llegada y de las responsabilidades que conlleva tener un nuevo miembro en la familia.

Los primeros días son emocionantes y, aunque no tengamos ganas de separarnos de nuestro cachorro, debemos procurar no atosigarlo con un exceso de mimos, pues tienen que aprender des de pequeños a ser independientes. Nuestro pequeño amigo debe empezar a descubrir poco a poco todos los nuevos estímulos que configurarán su vida de adulto: la relación con los miembros del hogar, con otros perros, lugares, objetos, texturas y un largo etcétera de novedades para él. Aun así, no olvidemos que el perro es el animal más social que conocemos, por lo que necesita del contacto humano, y debemos acompañarlo y guiarlo durante sus primeros pasos para que no se sienta solo. Al principio es recomendable que duerma cerca de nuestra cama, ya que el cachorro aún se siente desubicado, pero con el paso de los días, es importante decidir cuál va a ser su espacio y que se sienta cómodo y seguro en él. Es recomendable no dejarlo del todo solo hasta pasados unos cuatro días en su nuevo hogar y hacerlo de forma progresiva.

En poco tiempo conseguiremos que el pequeño se sienta seguro y cómodo en el hogar si dedicamos toda nuestra paciencia y cariño a su aprendizaje, enseñándole desde el primer día a mantener buenos hábitos que seguro desarrollará si premiamos y celebramos todos sus buenos comportamientos.

¿Qué hay mejor que llenar nuestros hogares con su cariño y compañía? Enhorabuena a todos esos hogares que han tomado la decisión de convivir con estos pequeños peludos que nos traen tan buenos momentos. ¡Un fuerte abrazo para todos ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba