Saltear al contenido principal
¿Cómo Educar A Nuestro Peludo En La Mesa?

¿Cómo educar a nuestro peludo en la mesa?

Los antepasados de nuestros amigos, los lobos, eran cazadores por necesidad y acostumbraban a tener dificultades para encontrar comida fácilmente. Por ello, se les desarrolló la necesidad de comer todo lo que consiguieran por si al día siguiente no pudieran encontrar nada. Este comportamiento en nuestros amigos de no decir no a ningún manjar, aunque acaben de comer y no tengan espacio para más, es heredado de sus antepasados. Pero es un hábito que, en la mayoría de los casos, puede corregirse.

Como expertos en la fabricación de comida natural para perros sabemos que uno de los momentos más complicados en la educación de nuestro amigo es en el momento de las comidas, ya que él comienza a percibir nuevos y atractivos olores y tiende a rodear la mesa y pedirnos, de mil y una maneras, que le demos un pedacito de lo que estamos comiendo. Lo ideal es que nunca nadie le dé comida porque bastará que lo hagamos una sola vez para que se acerque de nuevo cuando volváis a comer. Es importante que toda la familia sume esfuerzos y que los invitados estén avisados, porque sino será más difícil corregirlo.

Ideas para enseñar a no pedir a la hora de las comidas

  • No darle nada. Es muy probable que si pide sea porque tú o alguien de la familia le haya dado de comer de vuestro plato en anteriores ocasiones. Además, coloca los platos fuera de su alcance y no le prestes atención, para que vea que tienes muy claro que no vas a darle nada y que lo mejor es salir de la zona de la mesa. Refuerza esta actuación con un «no» directo y tajante para hacer más efectivo el mensaje en el caso que siga acercándose. Si te muestras con dudas y ve la posibilidad de conseguir comida no se irá nunca.
  • Pon horarios fijos en su alimentación e intenta mantener siempre las mismas rutinas. Te recomendamos que coma antes que tú o en el mismo momento, para que esté más saciado y/o entretenido. Toma estos hábitos desde edades tempranas, si empiezas a educarlo desde cachorro será más fácil respetar esta costumbre.
  • Las recompensas en positivo son imprescindibles durante todos los procesos educativos, porque si él recibe cariño, juego, snacks o unas croquetas de su comida natural para perros, como premio a su buen comportamiento, es más probable que siga estas buenas prácticas.

Sabemos que nuestra comida no es la forma más equilibrada ni completa de alimentarlos. Por eso lo más recomendable es confiar en una empresa especializada en la fabricación de comida natural para perros que tenga en cuenta todas sus necesidades nutricionales y vitales y que la formule atendiendo a todas ellas.

La comida natural para perros es el sistema más seguro y completo para ellos, porque les proporciona una alimentación totalmente equilibrada, que cubre todos sus requerimientos, que facilita la digestión y que le aporta todos los nutrientes que su cuerpo necesita. Si quieres sorprenderle con nuevos sabores siempre puedes optar por variar su alimentación introduciendo nuevas variedades en su alimentación: pollo, cordero o salmón… Cualquiera de ellas, intercaladas, romperán la monotonía, le sorprenderán y le mimarán, como ellos se merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba