Saltear al contenido principal
¿Por Qué Es Importante El Refuerzo Positivo En Los Perros?

¿Por qué es importante el refuerzo positivo en los perros?

Hoy queremos hablarte de cómo educar a tu perro en positivo, para que el proceso de aprendizaje sea más fácil, divertido y agradable para él y para ti, ya que no estará basado en castigos, sino en el reconocimiento y las recompensas.

El refuerzo positivo comienza cuando tu perro empieza a aprender acciones o movimientos concretos, como pueden ser aprender a sentarse, estarse quieto, estirarse, buscar algún objeto o ir a su lugar de descanso cuando se lo pidas. Se trata de una técnica que está basada en el método Skinner, un sistema de adiestramiento para perros que defiende el aprendizaje a través de la asociación de estímulos y de refuerzos positivos, con los que los perros tienden a aprender más rápido,  ya que la recompensa es agradable y eso les genera más estímulos y más ganas de aprender. Es una técnica que puede llevarse a cabo de muchas maneras, pero lo mejor es encontrar el mejor incentivo ideal para cada perro, que puede ir desde ofrecerle su comida Picart preferida, acariciarlo, darle un juguete que le guste mucho o lanzarle la pelota.

El refuerzo positivo está basado en la recompensa, en el reconocimiento y el premio en la educación de los canes y permite crear un vínculo más fuerte entre vosotros, obteniendo una convivencia feliz y respetuosa.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Una de las opciones que más se utiliza es el estímulo del olfato a través de los alimentos, ya que es uno de los sentidos que tienen más desarrollados y se sienten muy atraídos por probar alimentos nuevos, aunque deberás tener varias alternativas para que no se canse de dicha recompensa. Este tipo de refuerzo positivo se recomienda para cachorros o perros adultos sin problemas de obesidad, ya que podría contribuir a aumentar su sobrepeso.

Las caricias son el refuerzo positivo más recomendable, ya que hace crecer el vínculo entre vosotros y también ayuda a enseñarle ciertos movimientos como sentarse, dar la patita, estirarse… A través del contacto y de los gestos es probable que asocie las ideas rápidamente, sin necesidad de que le hables.

Clicker: muchas personas ponen en práctica el refuerzo positivo con el clicker, una herramienta que emite un sonido “como un click”, que puede mejorar la atención y la percepción del animal en el proceso de aprendizaje y que puede indicarle que ha acabado una acción y recibirá su recompensa, que debe cambiar de movimiento, que debe acudir a tu llamada, etc. Todo dependerá del uso que vayas a darle.

Otro método es sacarlo a pasear como refuerzo positivo cuando haya aprendido diversas acciones y también es muy útil en el momento que tu perro es cachorro y está aprendiendo a hacer sus necesidades en el exterior, ya que si ha podido aguantar sus necesidades dentro de la vivienda podrás premiarlo y recompensarlo cuando lo saques a pasear y entenderá perfectamente por qué ha sido premiado.

A través del refuerzo positivo podrás enseñar infinidad de acciones o de buenos hábitos a tu perro, además de poder mejorar su conducta independientemente de la edad que tenga, ya que nunca es tarde para agradecer, premiar o reconocer buenas prácticas a tu amigo.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba