Saltear al contenido principal
¿Qué Necesidades Tiene Tu Perro En Primavera?

¿Qué necesidades tiene tu perro en primavera?

Con el buen tiempo nos apetece aún más salir a pasear con nuestros peludos, con todas las precauciones necesarias, para disfrutar de los días más amables de todo el año, pero también debemos tener presente que cada cambio de estación requiere de unas necesidades nuevas para nuestros perros.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Desparasitación interna y externa

Cuando llega el calor los insectos comienzan a proliferar. Las garrapatas crecen en zonas con abundante hierba, como puede ser el césped, el campo o las zonas verdes y se clavan directamente en la piel de los perros, normalmente en las patas, el lomo o las orejas de nuestros peludos, debilitándoles las defensas y provocando posibles enfermedades. Son los más temidos. Por ello, es importante hacer una revisión después de cada paseo a tu perro, para detectar cuanto antes la presencia de estos bichos.

La Leishmaniosis es una infección debida al parásito Leishmania infantum, que se encuentra habitualmente en la cuenca mediterránea, y que a través del mosquito Phlebotomus perniciosus, si pica a un perro infectado y luego a uno sano empieza a propogarse entre la población canina. Es una enfermedad que depende de un especial clima, de modo que las altas temperaturas favorecen su expansión.

Las pulgas también son molestas, ya que pueden generarle muchos picores en el cuerpo y hacerse heridas al rascarse.

Para combatir todos estos problemas lo mejor es utilizar un collar de protección frente a estas amenazas y también realizar una correcta desparasitación (interna y externa). Lo mejor es apostar por una doble protección externa; Por un lado, un collar antiparásito para combatir pulgas, garrapatas y hasta la picadura del mosquito y, por el otro, una pipeta líquida que se aplica directamente sobre el cuerpo del animal, en una zona que no pueda llegar a lamerse, y que se aconseja poner cada mes, durante los meses más calurosos del año. Y sin olvidarnos de la desparasitación interna, con una pastilla que le permita eliminar posibles bacterias de su intestino, a través de las heces.

Procesionaria

Aumenta la aparición de unas orugas peligrosas para nuestros peludos, las cuales poseen unas terminaciones en su cuerpo en forma de pelos o pelusa, que son muy dañinas para su piel, ya que podrían producirles prurito, ampollas, sensación de ardor e incomodidades. Para prevenir, es importante no ir cerca de pinos durante el paseo, que es donde viven, y estar bien atentos, ya que aparecen siempre en grandes grupos unas enganchadas a otras.

Cambio en el pelaje

En necesario aumentar el número de cepillados para eliminar las células muertas de nuestro perro, retirar suciedad, revisar si tiene algún tipo de parásito en la piel y evitar también los malos olores y el exceso de pelos en casa.

Agua

Llevar agua durante el paseo si vas a hacer caminatas más largas, para ofrecerle cuando hagáis un pequeño descanso, ya que ahora hace más calor y es necesario que se hidrate siempre que lo necesite.

Almohadillas plantares

Deberás evitar las horas de más calor, porque él no lleva protección en sus patas y el contacto directo con superficies como el asfalto podrían provocarle quemaduras en sus almohadillas plantares. Lo más aconsejable es evitar las horas más calurosas del día para salir a pasear y poner hidratación en sus almohadillas plantares si están resecas o curarlas debidamente si tiene alguna herida.

¡Esperamos que con estos consejos, tu perro y tú disfrutéis de vuestros paseos en primavera!

Este post tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba