Saltear al contenido principal
¿Cómo Saber Si Tu Gato Es Feliz?

¿Cómo saber si tu gato es feliz?

Es posible detectar la felicidad de un gato si observamos con atención las señales que nos transmite, ya que son capaces de mostrarnos un estado de bienestar y felicidad mediante señales sonoras y el lenguaje corporal. A continuación te explicamos algunos comportamientos concretos con los que los gatos demuestran su felicidad.

Señales corporales

La postura del gato puede indicarnos muchas cosas sobre su bienestar y comodidad del momento, a través de sus patas, la cola, el pelaje, sus ojos o sus movimientos, podemos obtener mucha información.                                                                                                                                                                                                                                       

Cuando el gato tiene la cabeza hacia arriba y la mantiene en esta postura, es que se siente bien y seguro en ese momento y ese lugar. Si su cabeza se acerca a ti o tu mano es que pide o sugiere que le acaricies, mostrando ganas de mimos. La cola es otro elemento interesante, ya que si la muestra erguida y hacia arriba y, además el final de la cola tiene una forma de gancho, es que tu gato está muy feliz.

También pueden mostrar su felicidad y bienestar cuando están durmiendo en un lugar en el que se sienten cómodos y seguros, y eso podemos saberlo porque duermen con las patas metidas debajo de su cuerpo y muy acurrucados, lo que representa una señal de comodidad y de relajación gatuna, que muestra que no se sienten amenazados.

Cuando cierran los ojos o los dejan entreabiertos, mientras les acariciamos, también indican que están bien a nuestro lado, se sienten protegidos y cómodos.

Señales sonoras

Los maullidos son la voz de los felinos y tienen distintas maneras de emitirlos, según sus deseos, necesidades o preferencias, utilizando tonos más agudos para expresar alegría y placer, tonos más graves para demostrar que están incómodos, se sienten amenazados, o quieren pedir algo, y de una forma intensa y continuada, cuando se trata de necesidades más básicas como el hambre o cuando están en celo.

El ronroneo es una de sus particulares formas de demostrar que se sienten cómodos y quieren seguir en ese lugar de esa manera, como por ejemplo, durmiendo encima de ti mientras lo acaricias.

¿Qué le hace feliz?

Pueden ser muchas cosas, una comida Picart que le encante saborear y con la que deleitarse, sus cuidados de auto limpieza, tener lugares cómodos, altos y seguros en los que refugiarse, las caricias, perseguir presas, jugar con una pelota de ping pong o una caja de cartón, tener un rascador donde afilar sus uñas, tener el arenero siempre limpio y en un lugar privado…

Hay muchos pequeños detalles que pueden hacerlo feliz, pero por encima de todo está el hecho de sentirse cómodo en su hogar y que sienta tu protección y tu compañía siempre que lo necesite.

Este post tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba